Las historias clínicas electrónicas

historia-clinica-virtual2En la era de los iPads, los teléfonos móviles inteligentes y las actualizaciones en Facebook minuto a minuto, ¿no parece como si la visita al consultorio de un médico fuera un viaje al pasado? ¿Aún tomas notas en hojas de papel que luego guardas en carpetas y almacenas en un archivo enorme?

A pesar de que muchos médicos todavía conservan sus notas en archivos, cada vez más pacientes desear ver computadoras portátiles en lugar de un sujetapapeles dentro del consultorio.

Beneficios de las historias clínicas electrónicas 

La historia clínica electrónica mejora la interacción de los médicos y la coordinación del tratamiento y pueden optimizar la atención integral de un paciente.

Estas son algunas de las ventajas que presentan:

 

  • Eliminan los inconvenientes que ocasionan las anotaciones realizadas a mano.

Hay mucha429520_QUAGFWPJXOCYNOQs bromas sobre la escritura de los médicos. Sin embargo, los inconvenientes de los informes escritos a mano van más allá de una escritura difícil de leer. Cuando los médicos y los enfermeros toman notas, tienden a realizar abreviaturas para ahorrar tiempo, y existe el riesgo de que olviden su significado o de que otra persona no las comprenda y deba averiguar qué significan. El software de historia clínica electrónica ayuda a los clínicos a ser detallistas y veloces gracias a una serie de solicitudes y menús desplegables.

 

  • Eficiencia. Cuando la información se mantiene reunida en un descargaarchivo central, se evita que los médicos soliciten pruebas que otros médicos ya han ordenado. Digamos que visitas a tu médico de atención primaria porque te duele la rodilla. Él o ella solicita una radiografía y te deriva a un especialista en ortopedia para que realice el tratamiento. Este especialista también podrá ver la radiografía. Además, si necesitas terapia física, el terapeuta también la podrá ver, junto con las anotaciones de tu médico y del especialista.

 

  • Seguridad. Siempre existe la posibilidad de que los registros en papel se pierdan, se traspapelen o se dañen de alguna forma. Por ejemplo, los historiales médicos en papel de miles de pacientes fueron destruidos por el huracán Katrina en 2005. Hay menos probabilidades de que esto suceda con los historiales electrónicos, además, la mayoría están protegidos con una contraseña de modo que, si efectivamente se perdieran, otras personas no tendrían acceso.